Conjuntamente con el placer de fumar, hay verdaderos riesgos de contraer enfermedades serias tales como cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias y enfermedades cardiacas, y para mucha gente es difícil dejar de fumar.

Fumar es la causa de varias enfermedades serias e incluso fatales, incluyendo el cáncer del pulmón, enfisema, bronquitis crónica y enfermedades cardiacas. 

Estudios

Los riesgos a la salud ocasionados por fumar se derivan de la epidemiología. La epidemiología es una ciencia basada en la estadística, estudiando los riesgos entre grandes grupos de personas, más que individuos. A través de cuestionarios y observaciones de las personas, los estudios epidemiológicos pueden identificar la incidencia de la enfermedad en un grupo en específico, tal como lo son los fumadores, y lo comparan con la incidencia en otro grupo, tal como los son los no fumadores.

Durante muchos años, los estudios epidemiológicos han demostrado de manera consistente una incidencia de ciertas enfermedades entre fumadores a comparación de los no fumadores.  Los estudios también reportan que los riesgos se reducen después de dejar de fumar y entre más pronto se deje de fumar, más efecto tendrá en reducir los riesgos. 

Tradicionalmente, la epidemiología se ha utilizado para identificar las asociaciones que señalan las causas posibles de una enfermedad, proporcionando el rumbo para llevar a cabo cuidadosas investigaciones de laboratorio. Con relación al fumar, muchas investigaciones de laboratorio a través de los años han demostrado que el asunto es más problemático, y la ciencia no ha podido identificar los mecanismos biológicos que puedan explicar con certeza los resultados estadísticos que relacionan el fumar con ciertas enfermedades, tampoco la ciencia ha podido aclarar el papel en particular de cada componente del humo en estos procesos de enfermedades.

Esto significa que la ciencia todavía tiene que determinar cuáles fumadores irán a contraer una enfermedad asociada con fumar, y cuáles no.  Tampoco la ciencia puede decir si algún individuo se enfermó solamente por fumar.  Esto, en parte, se debe a que todas las enfermedades que han sido asociadas con fumar, también ocurren en personas que nunca en su vida han fumado. 
 
Nosotros no señalamos estas limitaciones científicas para poner en duda que fumar es la causa de serias enfermedades.  Un punto importante es la falta de comprensión completa en los aspectos biológicos de los mecanismos de enfermedad, y el papel en particular de cada componente del humo, creando que ante esta incertidumbre, se hagan esfuerzos para diseñar cigarros menos dañinos.  Nuestro propio trabajo a través de muchos años, ha incluido y todavía incluye, investigación para el desarrollo de un cigarro menos dañino.  Hemos permanecido comprometidos con este trabajo, aunque las incertidumbres científicas hacen el reto aún más grande. 


Última actualización: 01/08/2013 17:11:32 GMT